No solo el sabor importa

La manera de hacer cocina ha cambiado mucho desde mi infancia. Antes bastaba con que nuestras madres hicieran deliciosas comidas para sentarnos a comer gustosos. Cuando un platillo se le hacia una decoración especial era solo en celebraciones especiales como el aniversario de mis padres, una comida de cumpleaños, la cena navideña o cualquier otra…